Recomendaciones de la SMR post-confinamiento

ACTUACIONES ORGANIZATIVAS ESPECÍFICAS EN CONSULTAS DE REUMATOLOGÍA ANTE PANDEMIA POR COVID. RECOMENDACIONES.

ANTECEDENTES

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un grupo de 27 casos de neumonía de etiología desconocida, con una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, incluyendo siete casos graves. El inicio de los síntomas del primer caso fue el 8 de diciembre de 2019. El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae que posteriormente ha sido denominado como SARS-CoV-2, responsable de una enfermedad llamada COVID19 (Coronavirus Disease 2019).

El día 11 de marzo, la OMS declaró la pandemia mundial de COVID-19. Desde el inicio de la epidemia a la elaboración de este documento se han detectado más de 2.200.000 casos en el mundo, con mas de 150.000 muertes, de los que 2/3 han ocurrido en Europa, siendo actualmente EE. UU. el país con mas fallecimientos por delante de Italia, España y Francia.

Entre las comorbilidades de los casos confirmados de COVID-19, el 5,4% eran inmunodeprimidos, el 31,4% padecían enfermedades cardiovasculares y el 11% eran pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Teniendo en cuenta las características inmunológicas y clínicas de los pacientes con enfermedades del sistema inmune, como Artritis Reumatoide (AR), Espondilitis Anquilosante (EA), Artritis Psoriásica (APs), Lupus Eritematoso Sistémico (LES), entre otras, existe evidencia científica robusta que confirma que estos pacientes tienen una mayor morbilidad cardiovascular que la población general, como consecuencia de la propia actividad inflamatoria, y mayor inmunodepresión secundaria a los tratamientos farmacológicos para el control de la misma.

Ante esta pandemia se hacen necesarias una serie de MEDIDAS GENERALES dirigidas tanto a la población como a los profesionales sanitarios en relación a recomendaciones sanitarias y de salud pública de interés general.

Estas recomendaciones tienen como finalidad permitir, en el ámbito de los Servicios de Reumatología adscritos al Servicio Murciano de Salud, la adopción de medidas por parte de los órganos competentes para adecuar la vuelta a la normalidad en la realización de la actividad de consultas externas para garantizar el servicio público asistencial.

Desde hace más de un mes, e incluso antes del inicio del confinamiento, desde los distintos Servicios/Secciones de Reumatología de la Región de Murcia estimamos la importancia de implementar medidas destinadas a evitar el contagio entre nuestros pacientes y entre los equipos sanitarios. Para ello, se establecieron diferentes recursos:

  • Dentro de las medidas adoptadas desde los Gobiernos Central y Regional, hay que destacar las relacionadas con el distanciamiento social en relación con eventos formativos. En este sentido, se han cancelado reuniones presenciales, asistencias a congresos y eventos científicos y la realización de prácticas por parte de alumnos universitarios.
  • Se adoptaron medidas que han permitido flexibilizar la prestación de servicios en horarios distintos, incluso mediante prestación no presencial, evitando la coincidencia en un mismo espacio, Servicio o Unidad de los equipos de trabajo completos, resultando aconsejable ante eventuales situaciones de contagio que podrían, en su caso, determinar el aislamiento de servicios completos con todo su personal, con las consecuencias negativas que dicha situación podría conllevar. Se han adoptado diferentes modelos, dependiendo de la idiosincrasia de cada área sanitaria, redistribuyendo a los profesionales en turnos de trabajo (mañana-tarde, a días alternos, a semanas alternas, etc.), de tal forma que la asistencia en los servicios ha estado asegurada.
  • Los profesionales en domicilio han reorganizado sus agendas de consultas y han resuelto consultas telefónicas. Se ha intentado la implantación de telemedicina en domicilio mediante la instalación de VPN y Selene en los equipos, con resultados dispares dependiendo de las distintas Áreas sanitarias.
  • Se han suspendido la mayoría de las consultas presenciales quedando relegadas a aquellos pacientes que precisasen una evaluación exhaustiva o algún procedimiento terapéutico por parte del profesional, evitando también así la asistencia a urgencias hospitalarias. Todas estas medidas excepcionales han sido reevaluadas continuamente por los Jefes/coordinadores de Servicio mediante reuniones virtuales por video o teleconferencia.

RECOMENDACIONES PARA LA FASE POST-CONFINAMIENTO

Siguiendo la evolución de la curva de contagios, podemos observar una estabilización en los hospitales de la Región de Murcia, que, si bien hay que interpretar con prudencia, nos hace adelantarnos a la situación y pensar en la necesidad de adoptar unas medidas lógicas y racionales para la vuelta progresiva y escalonada a la actividad “normal” de consultas externas.

Por ello, queremos establecer unas premisas sencillas y lógicas para tener en cuenta en esta situación excepcional, considerando que, en la especialidad de Reumatología, la exploración física es imprescindible para una correcta evaluación y ajuste de terapia:

  • Continuar planteando la consulta telefónica-telemática en aquellos pacientes que estén controlados de su enfermedad de base.
  • Revisar presencialmente a aquellos pacientes que, por las características de su enfermedad o de los tratamientos indicados, así lo precisen.
  • Abogar por la realización progresiva de las pruebas complementarias pendientes, algunas de las cuales son esenciales para la valoración de la respuesta a los tratamientos implantados.
  • Los pacientes que son citados por primera vez en consultas, en principio, y sólo salvo alguna particularidad especial, deberán ser valorados presencialmente con el fin de establecer un protocolo correcto de actuación tras la exploración física y anamnesis completa. En el caso excepcional de ser posible la asistencia telemática, el tiempo dedicado en la agenda para la valoración de dicho paciente será el mismo que para un acto médico presencial.
  • Con respecto a aquellos pacientes de revisión (“no nuevos”), en caso de que en las agendas se alternen pacientes “presenciales” con otros que se valoran “telemáticamente”, asignar el mismo tiempo para cada uno de ellos, puesto que a pesar de ser telemático, hay que realizar una adecuada anamnesis, valorar pruebas complementarias (y pedirlas si procede) y adoptar un tratamiento mediante receta electrónica explicando el mismo (con las dificultades y el tiempo que ello conlleva) al paciente (un paciente “telemático” = un paciente “presencial”).
  • Por último, queremos dejar claro que dada la excepcionalidad de la situación que estamos viviendo, todas estas medidas SON TRANSITORIAS, y la intención es la vuelta a la normalidad lo más pronto posible.

Descargar Recomendaciones SMR post-confinamiento (PDF)

Publicado en Noticias

Asamblea Extraordinaria

Manuel Vilegas se reúne con SMR

Patrocinadores